Este verano cambia los refrescos por bebidas naturales

mineral-water-1532300_960_720

Un refresco es una bebida preparada que normalmente contienen agua, azúcar, edulcorantes artificiales, ácidos (fosfórico, cítrico, málico, tartárico), colorantes, saborizantes, dióxido de carbono, conservantes, sodio y algunas cafeína.

  • Agua: representa el 90% pero está tan filtrada que apenas conserva minerales.
  • Azúcar: una media de 11 cucharaditas de té por cada lata de refresco.
  • Ácidos: el pH promedio de los refrescos es de 2.4 así que acidifica el estómago y daña la mucosa estomacal.
  • Dióxido de carbono: responsable de las burbujas que puede ocasionar acidez y dispepsia.
  • Conservantes y colorantes: pueden producir hiperactividad.
  • Sodio: varía según el refresco, entre 2-100mg/240ml.

     Así que nutricionalmente no nos aportan nada. Es mejor optar por bebidas naturales.

    Montse Montoya

Social tagging: > > >

Comments are closed.